Cuando hablamos de Insurtech, estamos haciendo referencia a una nueva tendencia en el sector asegurador construida sobre la utilización de diversas tecnologías a los diferentes eslabones de la cadena de valor de las empresas del sector.  Si bien este concepto puede chocar con la visión “tradicionalista” del mundo de los seguros, debemos pensar a futuro y buscar la fórmula por la cual podamos cruzar esta frontera digital sin descuidar esos valores de “cercanía y confianza” que han sido el buque insignia de este sector durante muchos años.

En este post, queremos hacer una pequeña síntesis de cómo las nuevas tecnologías pueden suponer un punto de inflexión en la forma de concebir y entender un sector tan presente en nuestra sociedad:

  • Tecnología Blockchain: la ya archiconocida tecnología blockchain, se estiba como un paradigma de seguridad de la información en lo que se refiere a inviolabilidad e integridad/disponibilidad de los datos. De esta afirmación surgen diversas aplicaciones para el sector:
    • Almacenamiento de datos de clientes: En un sector donde una gran parte del margen depende de una correcta valoración del riesgo, contar con una base de datos históricos inviolable puede ser algo muy valioso.
    • Contratación digital: El sector asegurador, junto con el bancario, es uno de los que más restricciones y exigencias plantea a la hora de contratar un producto. En este punto, es dónde cobra valor la tecnología blockchain  como herramienta para garantizar la veracidad de una determinada acción dentro de este proceso, por ejemplo, aceptación o firma por parte del cliente, entrega o puesta a disposición de información contractual… etc.
  • Inteligencia Artificial: La Inteligencia Artificial es una tecnología que tendrá una gran relevancia en los próximos años, pero… ¿Cómo afecta al sector asegurador?
    • Análisis de riesgos: Si pensamos en el sector asegurador, dónde la rentabilidad de los distintos productos depende, en gran medida de la gestión del riesgo, contar con un sistema capaz de procesar la información y extraer conclusiones de forma autónoma supone una opción muy interesante.
  • Big Data y Analytics: Últimamente se están viendop muchos proyectos que emplean esta tecnología, sin embargo, por el momento únicamente hemos llegado a arañar la superficie de su potencial.
    • Detección de patrones de riesgo y Customer Experience: Las tendencias en Insurtech van hacia el acompañamiento del cliente y no únicamente la gestión puntual  de una incidencia. Es aquí donde entra en acción el análisis de datos y su capacidad para identificar patrones de comportamiento complejos. Su propuesta de valor radica en la capacidad de proporcionar previsiones en base a hechos pasados y anticiparse, de forma similar a lo que haríamos cuando hablamos de “mantenimiento predictivo” , a estas incidencias. Bajo esta premisa, se refuerza el acompañamiento del cliente y se mejora su experiencia con la empresa.
  • Chatbots, procesamiento de lenguaje natural: Sin duda una de las mayores tendencias en lo que a atención al cliente se refiere. Si bien bebe mucho de la IA en algunos aspectos, su aplicación es algo que no tardaremos en ver próximamente.

Como vemos, el potencial que tiene la tecnología aplicada al mundo del seguro es algo a tener en cuenta. La capacidad transformadora que tiene sobre el modelo de negocio actual es sorprendente. La gran pregunta es ¿Cuánto tiempo tardaremos en verlo en nuestro día a día?