Nos guste o no, Smartphones y tablets forman parte de nuestro día a día. Hoy más que nunca, el concepto de movilidad es algo que cada vez está más presente en el ecosistema social y tecnológico en el que vivimos. Desde compartir nuestras experiencia a través de redes sociales, hacer networking en foros especializados hasta hacer compras a través de un marketplace online, el mensaje está más claro que nunca; si no estás presente en Internet, eres invisible.
Pero por sorprendente que pueda parecer, aun hoy, hay empresas que o bien por las circunstancias del sector en el que operan o por otras causas diversas, no están aprovechando el potencial renovador de esta tendencia. Por esta razón, queremos plantear 4 beneficios que la contratación a distancia aporta a la empresa  por los que, en unos años, constituirá un estandard en la relación con clientes:

  • Refuerza valores y cultura corporativa en las empresas: Cada vez más, las empresas dan más importancia a sus valores e intentan que estos se encuentren alineados con las expectativas tanto de clientes, como empleados y demás stakeholders. Si ponemos sobre la mesa conceptos como la concienciación medioambiental, economía circular y ahorro de recursos (beneficios intrínsecos de los sistemas de contratación a través de medios digitales). La propuesta de valor que en este sentido aporta la contratación digital a distancia es incuestionable.

 

  • Ahorro en costes de venta: Si pensamos en los costes derivados de un proceso de contratación tradicional y los comparamos con la alternativa que ofrecen los medios digitales la diferencia es abrumadora. Podemos estar hablando, fácilmente, de más de un 40% de ahorro sobre el coste de la venta a través de canales tradicionales.

 

  • Agilidad comercial, clave del desarrollo en mercados maduros: Estratégicamente, cuando nos hallamos compitiendo en un mercado maduro, debemos ser ágiles a la hora de conseguir nuevos clientes. Cuando la competencia es más intensa, la agilidad comercial es una palanca fundamental para el crecimiento de la empresa que debemos accionar. Los sistemas de contratación a distancia y contratación digital, son en este sentido un activador clave que no podemos pasar por alto.

 

  • Nuevos públicos (Generación Z y Millenials) si queremos desarrollar el mercado de la nueva generación Z, tenemos que estar presentes en canales digitales. Esto no es nada nuevo, no son pocas las evidencias de que el consumo de millenials y de la generación Z esta cimentada sobre canales digitales. No en vano, un gran porcentaje de empresas que han despuntado en los últimos años lo han hecho apoyando su estrategia comercial y de marketing en medios digitales.

Los beneficios, como podemos ver, no son pocos ni se limitan a un área concreta del negocio. Si hay una conclusión que podamos sacar de esta perspectiva acerca de la contratación a distancia es que ha venido para quedarse. Las empresas deben aprovechar las oportunidades que les brindan las nuevas tecnologías y tomar ventaja en el mercado sabiendo sacarlas partido para construir su propuesta diferenciaciadora.