La transformación digital ¿qué es? ¿de qué manera nos afecta? Estas son preguntas que si no nos las hemos hecho ya, deberíamos hacérnoslas ahora. La transformación digital es una realidad que nos acompaña desde hace ya un tiempo y que cada día está mas presente en el ámbito empresarial, aunque el concepto “digital” no es nuevo.

Nicholas Negroponte, fundador de MIT Media Lab ya predijo la comunidad digital que estamos viviendo en la actualidad, y esto fue hace más de 20 años. En el libro que escribió en 1996 llamado “Being Digital” hacía referencia a que la informática ya no está ligada solo al ámbito de los ordenadores, si no que se trata de una forma de vida.

Tanto a modo personal como laboral, la tecnología nos ha convertido en seres conectados, digitales. Hoy en día, la transformación digital ha conseguido que las empresas se centren en ella para impulsar su crecimiento y diferenciarse del resto. Y es que no podemos negar, que las nuevas tecnologías desafían las maneras más tradicionales de hacer negocio.

La contratación digital, la firma electrónica, el blockchain, etc. Son algunos de los conceptos que ha traído consigo la transformación digital y que han servido para mejorar la actividad de las empresas y por tanto, la experiencia de cliente.

Y ahora bien, hablando de la transformación digital, debemos hacer referencia a una nueva corriente, conocida como “nativas digitales”. Esta corriente es un nuevo estilo de negocio que está entrando de forma disruptiva en las compañías para aprovechar al máximo el mundo digital, creando nuevos modelos de negocio, potenciando el compromiso con los clientes y rediseñando los procesos empresariales de manera creativa e innovadora.

¿Y qué tienen todas estas compañías en común? Son empresas nacidas en Internet y todas ellas comparten una cultura empresarial que las distingue de los negocios tradicionales, sea cual sea su canal de venta.

Algunas de las características más relevantes de estas compañías son las siguientes:

  • Integración de las unidades de negocio: para llevar a cabo una trasformación digital total, es primordial que la compañía fomente la integración de todas las unidades de negocio que tenga. Es decir, conseguir que mediante la tecnología todas las distintas unidades estén en continua relación y mantengan una comunicación fluida. De esta manera, la cooperación aumenta y se consigue remar en una única dirección para conseguir de forma óptima llegar a alcanzar los hitos y retos propuestos.

 

  • Foco en el cliente: Con la digitalización, los puntos de contacto (touchpoints) que los clientes tienen con las empresas son múltiples y constantes. La experiencia de cliente- antes, durante y después del proceso de compra- debe ser primordial. En el ámbito digital, las probabilidades de mejorar y elevar esa experiencia de cliente son enormes. Todos esos touchpoints (web, redes sociales, servicio de atención al cliente, etc.) sirven para capturar datos de tu público objetivo que servirán a la larga para analizar y mejorar dicho proceso consiguiendo la mejor experiencia.

 

  • El poder de los datos: En un mundo digital, los puntos de interacción entre empresas y clientes son muy habituales y se producen a diario a través de distintos canales. Afortunadamente, todas esas interacciones con los clientes– clicks, mensajes, visitas a la web, etc.- se pueden medir y analizar. Por eso, las empresas que se tomen enserio el poder del análisis de datos y establezcan sistemas de captura y análisis de interacción con los clientes, serán capaces de diferenciarse de la competencia y liderar el mercado.

 

  • Continuidad y consistencia: En relación con lo que comentábamos antes sobre la experiencia de cliente, es muy importante que si queremos conseguir la mejor experiencia posible, la relación con ellos sea duradera, consistente y continua a través de los distintos canales de interacción de los que dispongamos. Si el cliente es nuestra prioridad, debe notarlo.

 

En este contexto, en el que las empresas se adaptan a un mercado cada vez más flexible y con un carácter de innovación permanente, Digitel TS plantea soluciones digitales que ayudan a las empresas a digitalizar sus procesos comerciales y derivados, aportando validez jurídica a las diferentes acciones. Todo ello, con una serie de beneficios implícitos como la excelencia en la experiencia de cliente, la optimización de procesos, la reducción de costes, mayor agilidad y seguridad, y por último apostando siempre por una solución ecológica.