Quizá los términos Notificación electrónica certificada y entrega electrónica certificada nos suenen familiares, o quizá no tanto. En cualquier caso, debemos tenerlos en consideración para entender por qué las empresas que apuestan por la transformación digital valoran tanto este tipo de soluciones.

Entrega electrónica certificada, el futuro de la comunicación profesional

En muchas ocasiones se nos plantea la necesidad de enviar algún tipo de documentación y certificar que esta ha sido entregada en tiempo y forma. En el pasado, las empresas utilizaban servicios postales como el burofax o el correo certificado pero, en la era de la tecnología digital, debemos dar el paso hacia la comunicación y entrega electrónica certificada para poder ser más competitivos en nuestra actividad de relación con clientes.

¿Qué aporta exactamente la notificación y entrega electrónica certificada?

Los beneficios de las comunicaciones electrónicas certificadas van más allá de lo que podemos inferir en un primer momento; para analizarlo, pensemos en las posibilidades que esta tecnología permite:

 

  1. Reducción de los tiempos de cierre en procesos de venta: la entrega electrónica certificada nos permite poner a disposición documentación a nuestros clientes por canales electrónicos cumpliendo con las exigencias legales que pudiera haber en determinados mercados con regulaciones específicas, como el sector bancario, asegurador o médico.

 

  1. Comunicación transparente entre empresas y empleados: para la gestión de RRHH la entrega electrónica certificada nos permite llevar a cabo comunicaciones directas a través de canales más cómodos, rápidos y baratos con los empleados de la empresa. Desde la comunicación de horarios hasta el envío de documentación laboral importante, todo ello contando con el respaldo legal necesario.

 

  1. Reducción en los costes operativos, de gestión y de almacenamiento: Evidentemente, al hablar de documentación digital, estamos hablando también de hacer desaparecer costes asociados al almacenamiento de documentación física y estamos reduciendo la pérdida potencial de tiempos que supondría la catalogación y búsqueda de esta documentación física.

 

En conclusión, las comunicaciones certificadas son una de las palancas que permiten generar valor en una empresa en base a la reducción en costes tanto económicos como funcionales que conlleva su aplicación.

Desde una perspectiva empresarial, no podemos pasarlo por alto y debemos saber identificar el valor que puede aportar a las distintas áreas de nuestro negocio