¿En que situaciones se deben emplear medios de contratación digital?

La contratación digital es un conjunto de tecnologías que, entre otras cosas, nos permiten optimizar nuestros procesos de venta empleando para ello dispositivos electrónicos como Smartphones o Tablets utilizándolos como canal para llegar a los clientes de forma directa.

Como podremos imaginarnos, existen muchos escenarios en los que la propuesta de valor que ofrece la contratación digital, encaja a la perfección con las necesidades del mercado al que nos dirigimos dando lugar a un máximo aprovechamiento de esta tecnología y a una experiencia de cliente memorable por parte de nuestro público.

En este post, enumeraremos algunos de estos escenarios en los que la contratación digital ofrece su máximo potencial y en los que, en unos años, presumiblemente se impondrá como medio estándar de comunicación entre empresas y clientes.

Geografías complejas

En determinadas geografías complejas (zonas montañosas, regiones mal comunicadas, islas… etc) que una empresa esté presente físicamente puede plantear problemas logísticos (y conlleva unos costes) importantes.

En estos escenarios, la contratación digital puede ser una gran aliada ya que nos permite llegar a nuestros clientes independientemente de donde estén aumentando geográficamente la presencia y potencial comercial de la marca.

Zonas despobladas

En determinadas zonas en las que la densidad de población es muy pequeña, puede ser que la apertura de una oficina no sea una opción rentable.

Sin embargo, al margen de la densidad poblacional, debemos estar cerca de nuestros clientes y hacerles llegar nuestras propuestas comerciales así como cualquier otro tipo de comunicación.

En este escenario, al igual que en el caso anterior, la contratación digital se plantea como una opción muy válida, ya que, gracias a tecnologías como la comunicación electrónica certificada, podemos comunicarnos de forma bilateral con clientes con la garantía jurídica necesaria sin necesidad de estas físicamente en su ubicación.

Mercados maduros

Los mercados maduros se caracterizan porque en ellos el crecimiento viene dado por una transferencia entre los clientes de una empresa a otra. En otras palabras, la vía de crecimiento se cimenta en la mejor oferta de servicios añadidos, experiencia de cliente, precio… etc.

En este entorno agresivo, la agilidad y la experiencia de cliente son factores críticos de éxito del negocio. En este sentido, la contratación digital y entrega electrónica de documentación puede suponer una ventaja competitiva más que interesante para las empresas que se encuentran en este entorno

Mercados atomizados

Siendo un caso con ciertas similitudes con respecto al anterior, en los mercados atomizados (aquellos en los que aunque hay muchos competidores, aún no hay un líder claro y existen posibilidades de hacerse un hueco) más aún, si se trata de mercados en fases de crecimiento u otros estados anteriores a la madurez, el objetivo es llegar al mayor número de clientes posible. Sobra decir que en esta tesitura los canales electrónicos son el fichaje estrella para conseguir este objetivo.

Conclusiones

La transformación digital que venimos experimentando evidencia que procesos digitales de relación con clientes han venido para quedarse. En los próximos años, la senda del crecimiento de las empresas vendrá catalizada por procesos digitales de todo tipo, pero más críticos serán, si cabe, dada la tesitura de mercado en la que nos encontramos y la madurez del mismo, aquellos procesos que impliquen la adquisición de nuevos clientes.

Por eso, no debemos perder la perspectiva de lo extraordinariamente relevantes que llegarán a ser los procesos de transformación digital en un futuro inmediato