Con la llegada de la firma electrónica, se ha abierto una ventana de posibilidades en la relación entre las empresas y sus clientes. No obstante, el desarrollo de las soluciones de negocio basadas en las tecnologías de firma electrónica, no ha hecho más que arañar la superficie del potencial de retorno real para el negocio.

En este post, comentaremos 4 soluciones de negocio que proporcionan los procesos de certificación y firma electrónica. Estas soluciones pueden suponer una gran disrupción en la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes.

Procesos de firma electrónica para la formalización de contratos

Una firma electrónica, como concepto jurídico, es equivalente a una firma manuscrita. Esto nos abre un horizonte de posibilidades muy amplio; tanto en las opciones de negocio de esta tecnología, como en lo referido a la transformación de los procesos de contratación y en la relación entre empresas y clientes.

Experiencia de cliente, eficiencia en costes, mayor celeridad en los procesos de contratación… cualquiera de estos beneficios es realizable a través de la implantación de la firma electrónica en la formalización de contratos.

Procesos de firma electrónica aplicados a la entrega de documentación

Un ejemplo de esta casuística tiene lugar en el sector asegurador, más concretamente, a tenor de la Directiva sobre Distribución de Seguros, que incide, entre otras cuestiones, en la necesidad de las empresas de distribución de seguros, de poner a disposición del cliente la documentación contractual en un soporte duradero y dejando una constancia de la recepción de esta por el cliente. Esta sería una de las problemáticas más evidentes a las que esta tecnología digital es capaz de dar respuesta.

Firma electrónica para declaración de conformidad en la empresa

Existen infinidad de procesos en la empresa en los que el usuario necesita dar su conformidad, registrar algún tipo de acción o acreditar que, por ejemplo, ha recibido una determinada documentación en tiempo y forma. Hasta ahora, este tipo de procesos suponen un obstáculo en lo que a transformación digital se refiere, ya que no son pocos los ejemplos en los que estos procesos aún se realizan sobre soportes no digitales. En este sentido, las soluciones basadas en procesos de firma digital proponen una solución viable ante esta problemática.

¿Cómo sacar el máximo rendimiento de las soluciones de negocio basadas en firma digital?

En sí, los procesos de firma constituyen una herramienta útil para la recogida de consentimientos. El reto reside en la aplicación de esta herramienta para la solución de una problemática del negocio.

Uno de los principales nichos de aplicación de esta tecnología aparece en las actividades de relación con clientes, especialmente si consideramos la importancia estratégica que tiene ahora mismo la mejora de la experiencia de cliente. Tanto en el ramo de la CX como en otros muchos orientados a la mejora de procesos internos y la rentabilidad de los mismos.

¿Quieres saber más acerca de la usabilidad del blockchain para la seguridad y privacidad de los datos de tus clientes? Apúntate a nuestra jornada del día 21 en la Semana del Seguro http://semanadelseguro.inese.es/2019/digitel-madison/