Vivimos en la era digital. Nos hemos acostumbrado a convivir con las nuevas tecnologías y a aprovechar los beneficios que nos ofrecen. Sin embargo, a pesar de que como sociedad nos hemos adaptado a la transformación digital, la mayoría de las empresas no lo han interiorizado en sus sistemas organizativos.  

La digitalización ya no es una opción y numerosas empresas e instituciones han abandonado las grandes pilas de papeles. También las administraciones públicas optan por estos mecanismos con el fin de agilizar sus procesos y ser más eficientes.  

Un ejemplo de este último caso es la Unión Europea, que ha jubilado la tradicional Apostilla de La Haya. Desde los años 60 y hasta el pasado mes de febrero un reglamento europeo obligaba a apostillar los documentos públicos con el objetivo de que estos tuviesen validez en otro país extranjero.  

El trámite de apostillar consiste en colocar sobre un documento público, o una prolongación de este, una Apostilla o anotación que certifica la autenticidad de la firma de los documentos públicos expedidos en un país firmante del XII Convenio de La Haya, con el objetivo de que este documento tuviese la misma validez en otro país.  

Desde el día 2 de febrero, la burocracia se ha agilizado y no es necesario apostillar dichos documentos. Ahora, para autentificarlos, basta con acceder al Sistema de Información del Mercado Interior (IMI), una herramienta online, multilingüe y segura, que facilita el intercambio de información entre las administraciones que participan en la aplicación práctica del Derecho de la UE. Más de 7.000 autoridades competentes de la Unión Europea forman una red para que las empresas y los ciudadanos saquen los mejores provechos del mercado único.  

Este ejemplo demuestra que la digitalización es más sencilla y segura de lo que se tiende a pensar. Empresas e instituciones ya han optado por plataformas de intercambio de información en línea, firmas electrónicas o gestión digital de documentos son tecnologías fiables. 

Además de aumentar tu seguridad, la digitalización de tus procesos empresariales puedes reportarte numerosos beneficios: optimización de tus procesos productivos, reducción de hasta un 75 % de tus costes, mayor agilidad, mejora de la experiencia cliente y reducción del uso de papel y energía, entre otros.  

En el contexto económico actual, las nuevas empresas digitales tienen potencial suficiente para hacer desaparecer a las más tradicionales y consolidadas, si estas no son capaces de adaptarse a los cambios tecnológicos. Es imprescindible rediseñar los modelos de negocio tradicionales hacia otros más eficientes e inteligentes aprovechando las oportunidades que ofrecen las TIC.  

En Digitel TS somos expertos en la transformación digital de procesos empresariales, a través de nuestras soluciones digitales de firma, notificación y contratación. Y contamos con la experiencia que aportan más de 2 millones de operaciones de contratación digital realizadas. Podemos ayudarte.