En los últimos años, el mundo está experimentando un proceso de cambio (más lento del que nos gustaría) hacia el abandono del formato papel. Con la amenaza real del cambio climático que se cierne sobre nosotros y afecta a todos los rincones de nuestro planeta, las empresas y los humanos que les damos vida estamos trabajando por construir una nueva mentalidad que deseche el uso masivo de papel. Las tintas de las impresoras parece que han ganado una vida extra y ya no se imprime ‘por imprimir’. La sociedad convive ya con medios electrónicos que, cada vez en mayor medida, prestan servicios digitales de registro y comunicación de la información que alivian la presión sobre nuestros bosques. Además de evitar la tala de árboles, esta medida contribuye a evitar el impacto medioambiental derivado del transporte físico de la materia prima y los documentos, ya sea por tierra, mar o aire.

Por detrás de todo este proceso de digitalización hay muchos equipos de trabajo que invierten tiempo y recursos para garantizar que toda la experiencia digital del cliente sea un proceso transparente, ágil, seguro y eficaz. En Europa existen normativas como el sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas (eIDAS) y sus estándares técnicos de soporte que regulan y aseguran el proceso de autenticación digital y el uso de firmas y sellos electrónicos -necesarios para la digitalización de la mayor parte de los contratos en papel de servicios financieros, administración electrónica, etc.-.

En este post vamos a profundizar en el sistema eIDAS y sus tres niveles de garantía para los estándares de firma digital: la firma electrónica simple, la firma electrónica avanzada (AdES) y la firma electrónica calificada (QES).

Las firmas electrónicas avanzadas se caracterizan por cumplir los siguientes criterios específicos:

  • Identificación y vinculación de forma exclusiva con el dueño de la firma
  • La clave privada utilizada para generar la firma electrónica está bajo el control exclusivo del firmante.
  • Si los datos se alteran tras la firma del mensaje, la firma debe identificar que esto ha sucedido.
  • La firma se invalida en el caso de modificación de los datos adjuntos.

La diferencia entre AdES y QES es la inclusión de un certificado calificado y unos requisitos de certificación para el proceso de creación de la firma. El certificado lo emite un proveedor de servicios calificado, y da fe de la autenticidad de la firma electrónica para servir como prueba de la identidad del firmante. Las firmas y sellos digitales tienen el mismo valor legal que las firmas manuscritas.

El desarrollo de estándares digitales permite a las empresas mejorar su eficiencia, racionalizar y estandarizar sus flujos de trabajo, reducir costes y disminuir tiempos de procesamiento de atención a los clientes. Esta tecnología resulta, además, una gran aliada para el medio ambiente por su contribución a la reducción del soporte papel y su contaminación asociada.

En Digitel TS proporcionamos soluciones integrales, modulares y adaptables que permiten automatizar de forma efectiva los procesos de notificación, firma y contratación de las empresas. Contamos con la experiencia que aportan más de 2 millones de operaciones de contratación digital realizadas, a lo largo de nuestros 5 años de historia tenemos grandes hitos, como haber superado las 125.000 operaciones de contratación digital mensuales.