El desarrollo e implantación de la tecnología digital y del uso de Internet están incidiendo rápidamente en el sector energético, afectando y transformando la definición del modelo actual de demanda/consumo y oferta/producción.

En este camino hacia la transformación digital de las empresas del sector, hay algunos puntos fundamentales por recorrer para que ésta sea exitosa. Algunos son evidentes, como la propia transformación tecnológica, la creación de nuevas estructuras organizativas que se adapten a la misma, o la mejora de la eficiencia (que permita reducir costes y agilizar los procesos).

Pero otro aspecto clave tiene que ver con el cliente. El nuevo cliente, que ha abandonado su papel pasivo, en el que solo demandaba la información, para pasar a usarla en su propio beneficio.

Y es que, si lo pensamos bien, es precisamente el cambio de hábitos de los consumidores y la irrupción de las nuevas tecnologías lo que está obligando a transformarse digitalmente a todos los sectores económicos. El acceso a la información, y por tanto el poder de decisión de los consumidores, es cada vez mayor, y también la demanda de una mayor interacción con las compañías del sector.

Pero este cambio es circular, y se retroalimenta: el perfil del cliente del sector energético está mutando a raiz de la transformación digital, y ésta evoluciona según los cambios que detecta en un consumidor cada vez más participativo en la toma de decisiones.

En DIGITEL TS, conocemos las necesidades del sector y tenemos experiencia en proveer soluciones tecnológicas para que las empresas energéticas se adapten a este nuevo consumidor y a su voluntad de establecer una relación 100% online a la hora de contratar a su proveedor de energía, consultar sus facturas, gestionar sus cargos o analizar la evolución de su consumo energético, entre otros aspectos.