Seguro que muchas de las personas que estáis leyendo este artículo os habéis encontrado en esa situación tan común de estar con vuestro médico mientras este os explica en qué va a consistir el tratamiento que vais a recibir e incluso os hace firmar una serie de documentos que requieren de vuestra aceptación. Eso es lo que se conoce como consentimiento informado, esencial en el entorno sanitario y que en los últimos años ha vivido grandes avances gracias a la digitalización, pues a partir de esta ha nacido lo que se conoce como consentimiento informado digital. Si te interesa este nuevo concepto te animamos a seguir leyendo, vamos a ver en qué consiste y cuáles son sus características principales.

El consentimiento informado tradicional

El consentimiento informado es un proceso médico formal que tiene como objetivo garantizar la integridad y los intereses del paciente cuando este se va a someter a un estudio, una investigación o un determinado tratamiento. Con él, un paciente deja constancia de sus preferencias en cuidados médicos y de que es consciente del tratamiento que va a recibir. Por supuesto, se trata de un procedimiento que está regulado por ley, en concreto en España está regulado por la Ley 41/2002 y Ley 14/2007 de Investigación biomédica. Sus principales características son las siguientes:

  • Es un derecho del paciente y por ello, debe presentarse por escrito para que este pueda firmarlo de manera legal.
  • Además de la firma del paciente, debe presentar la de los profesionales médicos implicados en el tratamiento.

Igual os estáis preguntando por qué os estamos contando esto nosotros y por qué os hablamos de procesos médicos, pero es que debéis saber que se trata de algo que se ha digitalizado en los últimos años.

 

¿Y el consentimiento informado digital?

Como hemos dicho, la digitalización afecta ya a todos los ámbitos de nuestra vida y a la mayoría de profesiones y actividades económicas. Por supuesto, la medicina no iba a ser menos y dicha digitalización ha entrado de lleno en lo que se refiere al consentimiento informado.

 

Esto se debe a que los centros médicos se han ido modernizando, ofreciendo nuevas herramientas a los médicos con el objetivo de reducir documentación y agilizar un gran número de procesos. Así, la firma electrónica también ha hecho su aparición en dichos procedimientos y en la actualidad ya existe la posibilidad de utilizarla para acreditar el consentimiento informado de los pacientes, por ello hablamos de consentimiento informado digital.

 

Al final, lo que se pretende con esto es eliminar el excesivo papeleo que puede generan este proceso. Y, además, con la introducción de la firma digital se busca también garantizar que dicha documentación no ha sufrido alteraciones desde el momento de la aceptación de las condiciones por parte del paciente.

 

Es decir, gracias al uso de la firma electrónica en los procesos de consentimiento informado, los centros de salud proporcionan un servicio más fiable, sencillo y seguro de gestionar y ágil.

 

¿Cómo puede ayudarte Digitel?

Desde Digitel ponemos a disposición de nuestros clientes una serie de servicios para ayudar a garantizar la seguridad en los procesos electrónicos. Por un lado, mediante nuestra plataforma de firma electrónica, con la que ponemos a tu disposición de la capacidad de impltantar una manera fácil y segura  la tecnología de firma electrónica en tu organizaciones del tipo que sea.

Además, también generamos evidencias electrónicas con validez jurídica, ya sea a través de SMS, email, por voz, a través de web render o con apps de mensajería instantánea.