Email certificado, ¿una prueba fehaciente ante un tribunal?

¿Estáis en la situación de tener que enviar un correo electrónico muy importante y necesitar dar fe de haberlo enviado y también de que el destinatario lo haya recibido? Entonces el email certificado es lo que estáis buscando.

En el artículo de hoy, os contamos qué es y si funciona como una prueba fehaciente en causa judicial. 

¿Qué es un email certificado?

Este servicio consiste en el envío de una notificación por correo electrónico y que todo el proceso que involucra dicho envío quede certificado: la identificación del emisor, el contenido de la comunicación, la fecha y hora en la que fue enviado, así como la fecha y hora en la que el correo es recibido por el destinatario. 

En este sentido, este servicio es muy parecido al burofax online. La única diferencia es que, con el correo electrónico certificado, no se puede determinar el momento de la apertura del email. Así que en caso de querer enviar una notificación con contenido especialmente delicado, lo ideal es recurrir al burofax como opción final para cerciorarse de que la información fue recibida.

Por otro lado, el email certificado supone un ahorro de tiempo y dinero, ya que es mucho más económico que el envío de un correo certificado, y además es instantáneo. Así, si una empresa necesita comunicar temas de impagos a sus clientes, por ejemplo, puede hacerlo rápidamente y con un buen ahorro económico. 

¿Puede utilizarse como una prueba fehaciente en un juicio?

Gracias al Reglamento Europeo eIDAS, el uso de la firma electrónica y los servicios de confianza en el ámbito digital están más regulados que antes. De hecho, el uso del email certificado ya ha sido utilizado y admitido como una prueba legal en juicios en varias ocasiones.

Esto se debe a que, para poder enviar un correo electrónico certificado, hay que contar con un Prestador de Servicios de Confianza Cualificado, como Digitel TS, que es el tercero de confianza encargado de certificar todo el proceso. 

De hecho, después del envío del email certificado, este tercero de confianza emite una certificación con toda la información de dicho proceso para que pueda ser utilizada por el usuario como prueba legal. De este modo, el contenido de la comunicación no puede ser modificado por el destinatario ya que el original cuenta con una certificación.

Otras comunicaciones certificadas

Otro tipo de comunicación similar es el SMS certificado. Funciona prácticamente igual que el correo electrónico, lo único que cambia es el formato: la notificación es a través de un mensaje instantáneo. 

En nuestra página de Digitel TS puedes encontrar todos los servicios de comunicaciones que realizamos. Aquí encontrarás más información sobre el valor legal de las diversas evidencias electrónicas certificadas; así como los diferentes usos de la firma electrónica y de la contratación electrónica certificada. 

Hay que admitirlo, prácticamente todos los trámites se pueden realizar de forma digital. Por eso, hay que hacer las cosas bien: con un buen prestador de servicios de confianza cualificado, como Digitel TS, para que todas las transacciones electrónicas de tu empresa estén respaldadas.