Vivimos en una era híper digitalizada. Las nuevas tecnologías nos han aportado grandes avances en nuestro día a día, en nuestros empleos, en la forma de relacionarlos con los demás… Incluso en el ámbito legal hemos conseguido identificar usos e idear servicios útiles. Uno de ellos que seguramente ya hemos utilizado es el sms certificado. Veamos en detalle de qué se trata.

¿Qué es un sms certificado?

El sms certificado es una herramienta de comunicación mediante el cual, las personas u organizaciones que lo utilicen, podrán disponer de pruebas relevantes de los mensajes y notificaciones que envíen frente a terceros, en caso de ser necesario. Es seguro, cómodo de utilizar y con un coste muy bajo, por lo que cada vez se está haciendo más popular entre las corporaciones.
Su funcionamiento y resultados son similares al de una carta certificada o burofax, pero vive solo en el mundo digital. Así, el tercero de confianza* (figura indispensable en este proceso) genera un certificado con validez jurídica sobre el contenido del mensaje, la fecha y hora de recibo por parte del usuario. Una vez recibido, la empresa o entidad que lo haya enviado contará con un certificado legal sellado por el tercero de confianza de su entrega en formato PDF.
Además del sms certificado, existen otro tipo de canales digitales que pueden ser utilizadas para enviar notificaciones a terceros como son el email o el WhatsApp. Su funcionamiento es muy similar, ya que, permiten poner a disposición de sus clientes el envío de información contractual con validez jurídica.

Diferentes usos de las notificaciones electrónicas como el sms certificado.

Como decíamos, este tipo de servicio y certificación tiene múltiples alternativas y usos, siendo uno de los más utilizados en la actualidad gracias a su versatilidad. Algunos de los usos más conocidos del sms certificado son:

Administraciones públicas: Todo lo que tenga que ver con notificaciones a los contribuyentes como multas, tributos, licitaciones, convocatorias de empleo público…

Entidades financieras: Los usos del sms certificado, en este caso, son múltiples, desde enviar alertas de descubiertos hasta concesiones de créditos, impagos, renovación de préstamos… es decir, todo lo referente a las comunicaciones y certificaciones con validez jurídica con sus clientes.

Empresas: Estos sms certificados pueden notificar impagos, altas o bajas en servicios contratados, presupuestos o domiciliaciones.

Comercios: Pueden notificar datos de contacto de usuarios, así como confirmaciones de compra, entrega de pedidos, aceptación a suscripciones y, al igual que las empresas, impagos por parte de terceros.

Aseguradoras: También pueden notificar todo aquello que requiera una prueba con validez jurídica, como cualquier cambio en las condiciones de los servicios contratados, reclamaciones de cuotas pendientes o cancelaciones de una póliza de seguro, entre otros.

Asociaciones, administradores de fincas y comunidades de propietarios: Cada vez son más los trámites que se pueden hacer mediante el sms certificado como convocar reuniones, solicitar datos personales, enviar información o alertas de derramas, votaciones o reclamaciones de impagos.

Despachos de abogados: Cualquier notificación relacionada con los trámites legales que se requiera.

Como hemos visto, el sms certificado, al igual que el email o el WhatsApp certificados, ofrecen una infinidad de servicios y comodidades para las entidades o empresas que lo utilizan, ahorrando no solo en costes, sino en tiempo y papeleo. Al ofrecer el mismo servicio del envío y entrega de un burofax o carta certificada, esto le otorga un certificado con validez jurídica. Por lo tanto, su fiabilidad es mucho mayor.